Los Jaivas

 
En el 1973...


Jaivas1973_80_13.jpg


Conoci a los mentados Jaivas cuando eran todavia los High Bass, a fines de los años 60 en Valparaiso, ciudad en la cual naci y vivi hasta antes de largarme a Europa en el otoño chileno del 1978. Aqui era la primavera que ya habia comenzado, de manera que tuve un año con dos veranos...

Tuve en seguida la suerte de verlos y visitarles aqui en Francia en aquella enorme casona en Chatenay-Malabry, cuando la Juanita y los otros eran niños de apenas unos diez años y andaban corriendo y haciendo mil cagadas en el inmenso parque que rodeaba dicha casa.

Desde aquella época, ya bien lejana, he podido seguir la saga Jaivas con sus altos y bajos y también con sus horribles pérdidas.

Con eso quiero decir que el dia que supe que Gabriel se nos habia ido para siempre, anduve atontado todo el dia, casi incapaz de aceptar su partida definitiva. Ya habia experimentado la terrible muerte de John Lennon y otros mas, pero ahi era el personaje que conocia intimamente, con el cual habia hablado en Valparaiso y aqui en Francia y que consideraba un poco un hermano mayor en la musica alternativa chilena.

Lo mismo, hace algunos años ver en los periodicos que el Gatito se habia muerto, cosa que le pasa a todo el mundo finalmente, me tuvo con lagrimas en los ojos a cada vez que veia su nombre. Escuchaba sus canciones, con su flauta y su voz tan caracteristica, cerraba los ojos e imaginaba su cara y era horrible...

Y no es tanto la muerte del musico, del cantante, del guitarrista, que ya se nos fué Kurt Cobain, Victor Jara y tantos otros, pero mas bien el perico con el cual habia conversado en Valparaiso y aqui en Francia de nuevo. Personajes simpaticos, simples y generosos y que uno queria como si fueran unos parientes cercanos y algo locos y filosofos. Uno de esos primos que la vida nos da y luego nos arrebata sin piedad, y nos deja ahi huérfanos de su presencia para siempre, y que nos hace comprender que los años pasan y que los que fueran nuestros idolos, Zappa, Lennon, Hendrix, Morrison, Joplin, Harrison, Vaughan, Strummer y tantos otros se mueren de viejos o de enfermedades como cualquier huevon sencillamente.

Formo parte entonces de la gente que conocio la tribu Jaivas en aquellos años, cuando Pirincho Carcamo todavia estaba en Valparaiso y junto a Lelo Aguirre eran unos de los raros en pasar su musica... años mas tarde y ya aqui en Francia fui a verlos en aquella casa magica de Chatenay-Malabry entre el 1978 y el 1982 en que me vine a instalar en Montpellier. Ahi digamos por la distancia, anduve perdiendo un poco el contacto...

Entonces las Juanitas, Blanca Flor, Eloy, Ankatus y tantos otros los conoci niñitos y vi también a nuestro Gatito Precioso hablando francés y créanme que he derramado mis lagrimas pensando en lo ingrata que puede ser la vida a veces, al ver que nuestros seres queridos se nos van a otra dimension y sin dejarnos la oportunidad de decirles cuanto los queremos y cuanto extrañamos sus ausencias...


Gracias van también a la tribu Jaivamigos por la foto...

Las visitas por aqui no mas ==> http://www.jaivamigos.cl/
|

Comentarios


 Muy sentido tu comentario, traes momentos de ese mundo que te tocó vivir y uno lo reconstruye desde ese sentimiento que regalas.

 Soy de las personas que no cree que la muerte de paso al absurdo, no creo que la muerte exista, salvo en nuestros recuerdos cuando permiten el olvido.   Dependerá de nosotros entonces, mantener viva la presencia de aquellos que han alumbrado nuestras vidas en su trayecto por estos mundos. Ellos vivirán siempre en nuestra memoria por el recuerdo de sus acciones.

Saludos  unidos por  la presencia de tus recuerdos

 CaTa

Responder

Creo que son sin duda una de las bandas chilenas que más innovaciones hicieron a lo largo de su carrera, esa mezcla de rock, folk, clásico...y la mística que ellos colocaron y continúan haciéndolo en cada recital que tocan.

Tuve la suerte de verles cuando volvieron a Chile por allá por el 80/81...no recuerdo, fue mi primer recital, quedé flasheada por sentirlos en vivo. Sin duda la muerte de dos de sus integrantes marcó no tan sólo a la banda, si no a todo el pueblo de Chile, quién no ha cantado alguna vez Todos Juntos...yo lo ví por la tele el funeral del Gato y me la lloré toda. Lo bueno, es que ellos han continuado con lo mejor que saben hacer, que es la música.

Comparto plenamente tus sentimientos, ya que al estar fuera, cuando alguien que conoces deja este mundo, uno se queda con una frustración enorme, desconcierto, amargura de no estar ahí...así es la distancia y hay que aprender a vivir con ella.

Por cierto, comparto el gusto que tienes por la música y por todos los grandes que nombraste...asi que te invito a que visites mi boliche.

www.caleidoscopica.bligoo.com 

--------------------

Lo más importante en la vida, es uno mismo.

Malú

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar
Blogalaxia